Mi madre siempre me advirtió de los hombres que buscan robar tu corazón, así que lo escondía dentro de mí y lo protegía bien con mis manos para que nadie lo tomara. Un día un chico me regaló un beso, mi corazón se agitó y se quería salir de mi pecho. Mi madre nunca me advirtió que mi corazón podría querer ser robado. Denise Márquez (via denisesoyletras)

(vía papiroflexia-sentimental)

444 notas
…La amaba mucho más de lo que ella merecía o podía retribuir. Fragmento de La casa de los espíritus de Isabel Allende. (via poesia-en-la-lengua)
326 notas
Jejej
fentymylove:

perfect